La constelación diamantina te a compaña a reconectarte  con tú esencia para ponerte  en la vida desde en un «Nuevo Lugar» habiendo integrado un nuevo conocimiento de nosotros mismos y de la Realidad.

Una persona plantea su tema o implicación y se entrega al centro vacío. La observación desde 12 miradas diferentes de los temas nos llevará a realizar una síntesis en conexión con nosotros y con La Unidad.

Nos reconecta con la estructura dodecaédríca de la Tierra. Accederemos de diferentes maneras a través de  formas geométricas que nos ayudaran a realizar el camino.

Las formas geométricas es un lenguaje del supraconsciente que nos reconecta con lo esencial y con nuestra misión en la vida.

El grupo se deja llevar por el campo que se crea y que nos invita a representar ancestros, entidades, fuerzas, campos… Algo nos mueve, es una fuerza que llamamos “algo más grande” ; y esa fuerza nos une a todos y nos presenta la mejor solución para todo y todos.

El movimiento sanador se produce cuando la persona que plantea su Tema se entrega al campo cuántico y VIENDO, RESPETANDO , AGRADECIENDO y HONRANDO todo lo que ha habido , surge una  NUEVA ENERGÍA  que te permite  recordar otras posibilidades existentes y ELEGIR la mejor respuesta integrando a todos y en conexión con La Unidad.