Rendirse es la base del Camino

Las Nuevas Constelaciones nos muestran que Rendirse a Todo como es, es la base del camino.

La vida nos viene a través de nuestros Padres, rendirnos a la vida pasa por recibir la vida tal como se nos ha dado y a través de quien se nos ha dado.

Tomar a nuestra madre nos ayuda a “Decir Si a la vida”. Y nos trae a la vida salud física y  abundancia.

Tomar a nuestro padre nos ayuda a decir “ Si a todo como es”, decir Si a todo como es, también incluye saber decir no cuando es necesario. Y nos trae a la vida salud mental y éxito y capacidad de vivir la realidad del mundo..

 

Cuando hablamos de Tomar queremos decir aceptar incondicionalmente todo lo que nos dieron….Y lo esencial de la vida es básico, salud, dinero (abundancia) y amor (éxito y realidad)

 

Cuando comenzamos a rendirnos nos damos cuenta que hay cosas que no parecían ir tan bien…, que no nos están aportando… y muchas veces… más adelante se convierte en una riqueza y una Fuente de recursos y de crecimiento.

Iniciar un Camino de crecimiento personal desde La Vida permite ir integrando esta manera de vivir:
  • Realizar un proceso de autoconocimiento ayuda a reconocer las partes en las que cojeamos más.
  • Aprovechar cada “dificultad” en la vida, para realizar un trabajo personal contigo.
  • Aprender a vivir en conexión con Tu Centro y con La Fuente y confiar que van a venir los recursos necesarios para enfrentar la dificultad.

Te propongo este ajercicio ” El guía del corazón”  propuesto por Brigitte Champetier.

Lo que nos ayuda a Rendirnos, es saber que todo viene por mi resonancia
  • Darme cuenta de la Fidelidad que puedo estar viviendo a un ancestro, antepasado, e incluir con amor es aparte de mí, que aún no forma parte de mi conciencia.

 Te propongo  el ejercicio del espejo.

  •  Darme cuenta de la creencia o campo mórfico (campo de ideas) que ha rodeado la dificultad vivida y aceptarla…así se a transforma; Rendirse es ir soltando el pozo de  creencias que somos y los campos mórficos de los que formamos parte.

Te propongo el ejercicio del fidelidad a campos  propuesto por Brigitte Champetier.

  • Darme cuenta del estado del Yo, (Adulto, Padre, Niño) en el que recibo el hecho y en el estado en el que viene la persona.
    • Si le recibo desde el estado niño, le convertiré en un Padre y nunca me dará suficiente, Lo que me proponga me enfadará ya que no puede sustituir a mi Padre.
    • Si lo recibo desde el estado padre le convertiré en un niño y se convertirá en una carga para mí y nunca le daré suficiente.
    • Valorar si estoy en el estado adulto y aceptar que nadie está siempre en el Estado Adulto. Y por lo tanto … estar atento cuando empiezo a reconocer que me he ido o al niño o al padre.

Te propongo el ejercicio de: “El/los Estados del yo en el/los que estoy viviendo una situación”:

  • Aprovechar la situación para dar un salto cuántico, para integrar la polaridad contraria a la situación vivida.

Puedes trabajar con el ejercicio Integración de polaridades.

  •  Actuar, abriéndote a Lo Nuevo, realizar acciones concretas, creativas, diferentes cada vez….permite que se materialice lo que queremos.

Puedes hacer una lista con todas las acciones que se te ocurran sin juzgar ninguna. Y empezar a atreverte a realizar acciones diferentes.

  • Confiar que los recursos van a venir y evitar controlar de donde, asentir al destino, abre las posibilidades a permitir que actué la abundancia del universo.

Puedes hacer el ejercicio de Mi Responsabilidad